DOLOR DE ESPALDA

Home / DOLOR DE ESPALDA

DOLOR DE ESPALDA

El dolor de espalda es una de las causas más comunes por las que las personas se tratan a sí mismas y/o buscan atención médica.

Durante la edad adulta afecta aproximadamente a tres de cada cuatro personas.

Cuando hablamos de «dolor de espalda», nos referimos al dolor que se origina en la columna vertebral en cualquier lugar entre la parte superior e inferior de la espalda.

El dolor de espalda con frecuencia se irradia a otra parte del cuerpo, como la pierna, puede deberse a un dolor radicular, especialmente cuando se irradia por debajo de la rodilla, se conoce como radiculopatía lumbar o más comúnmente como ciática.

Dolor de Espalda

No es raro que el dolor de espalda se acompañe de síntomas como dolor o debilidad, calambres y hormigueos en las extremidades inferiores.

Dependiendo de la patología y de la región anatómica afectada, ciertas actividades pueden agravar el dolor de espalda, como sentarse o permanecer de pie mucho tiempo, inclinarse y los giros con la cintura son algunos de los movimientos que pueden empeorar el dolor de espalda.

El dolor de espalda puede afectar a diferentes regiones de la columna vertebral.

La columna torácica o dorsal es la zona superior y media de la espalda (donde las costillas se conectan con la columna) tiene 12 cuerpos vertebrales.

La columna lumbar se refiere a la parte baja de la espalda y consta de 5 cuerpos vertebrales.

El sacro está formado por 5 vértebras fusionadas y el coxis, que se articula con él, está formado por un número variable entre 4-5 vértebras.

Además de la estructura ósea (vértebras), la columna vertebral consta de estructuras de soporte fibrosas y musculares, así como discos intervertebrales, médula espinal y raíces nerviosas, y vasos sanguíneos.

Por supuesto, no todos las episodios de dolor de espalda están relacionadas con traumatismos. Muchos problemas de la espalda son congénitos (encontrados al nacer), degenerativos (relacionados con la edad), o relacionados con enfermedades, y también estar relacionados con una mala postura, exceso de peso o un estilo de vida poco saludable .

El dolor de espalda nos debe llevar a buscar atención médica especializada, principalmente si el dolor en la espalda o en la pierna es intenso y no mejora, o empeora progresivamente, así mismo si se asocia con alteraciones en la sensibilidad o en la fuerza de la extremidad (debilidad), si nos impide tolerar posturas como estar sentado o de pie. Si se acompaña de fiebre, pérdida de peso y/o pérdida de la función de la vejiga o control del intestino (incontinencia urinaria o fecal) debemos acudir al especialista con urgencia.

Muchos pacientes con dolor de espalda se sienten preocupados y ansiosos, lo cual es normal, por el dolor que experimentan y no conocer la causa del mismo.

El médico especialista de columna vertebral realizará una revisión de su historial médico, incluidos los antecedentes familiares debido a que algunos problemas de la espalda (por ejemplo, la escoliosis) tienen un componente genético.

Le preguntará de cuándo comenzó el dolor, qué estaba haciendo cuando comenzó, la gravedad y las características actuales del dolor (p. ej., calambre, ardor), cómo ha cambiado el dolor desde que comenzó y otras preguntas.

Posteriormente, su médico realizará un examen físico general y de su columna vertebral en particular, buscando anomalías y áreas de dolor a la palpación o con la movilizacion. La función, la flexibilidad y el rango de movimiento de la columna vertebral se evalúan mientras camina, o cuando se inclina hacia adelante y hacia atrás.

El examen neurológico implica evaluar la sensación y la función, con el objeto de determinar si la sensación y la fuerza es la misma en ambos lados del cuerpo (p. ej., las piernas). También se exploran los reflejos osteotendinosos.

Después de una revisión exhaustiva, es probable que su médico llegue a una o conclusión sobre qué está causando su dolor de espalda, en función de esa conclusión se indicaran unos estudios y un tratamiento adecuado.